Terminó una de las ferias mas importantes de la UE de arte contemporáneo. La mayor parte de las obras exhibidas tienen precios muy asequibles y orientadas para el consumidor que le gusta el  arte vanguardista, con independencia de la firma del autor.

Institucion invitada fue el Museu Picasso de Barcelona, el cual tuvo una afluencia de publico muy notable.

La feria, en si, tuvo la participación de menos galerias a anteriores ediciones, que tuvo un dia menos de exposición al público. El sábado se notó la poca asistencia de publico debido a los cortes de trafico, consecuencia en toda Francia de las manifestaciones de kis chalecos amarillos.